Tu navegador (Internet Explorer 7 o anterior) está obsoleto. Tiene fallas de seguridad y no puede mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende a actualizar su navegador.

X

Conciliación laboral

conciliación-laboral

Últimamente se habla mucho sobre la dificultad a la hora de conciliar la vida laboral con la familiar. Esto les ocurre especialmente a las mujeres, quienes en muchas ocasiones se ven en la “necesidad” de abandonar su carrera laboral (total o parcialmente) ante la incompatibilidad de horarios.

Ante esto nos preguntamos: ¿Qué factores influyen en este problema?

Falta de flexibilidad horaria. Males como las reuniones de última hora, el presentismo laboral y la falta de desconexión, hacen que muchas empresas sean reticentes a la hora de dar opción a la flexibilidad horaria. Y es que, ¿cómo vamos a conciliar saliendo a las 20h de trabajar? El asunto lleva ya mucho tiempo dando vueltas y parece que no se llega a ninguna solución válida.

Roles. En la mayoría de los casos, quien tiene problemas para conciliar es la mujer, ya que es sobre quien históricamente recae todo el peso de la responsabilidad familiar, simplemente es algo que se da por hecho, mientras que su pareja cumple “ayudando”. En este punto entran los roles de género por los que se está luchando a través de un cambio de educación general para dejar además de culpabilizar a la mujer que quiera seguir con su carrera laboral tras haber sido madre.

Falta de voluntad por un cambio real. Aparentemente, no hay una voluntad real por hacer que esta situación cambie, a pesar de algunas medidas que se están introduciendo de forma progresiva como el aumento del permiso paterno.

Ámbito privado. La vida privada se ha colado dentro de la laboral. Muchas empresas son reticentes a contratar a mujeres en edad fértil o incluso suelen preguntar en las entrevista si piensan ser madres a corto plazo, algo que inclina la balanza positiva o negativamente; algo que por ejemplo, no se suele preguntar a los hombres ya que se presupone que ellos no necesitarán conciliación.

Alejados del resto de la UE. En otros países de la Unión Europea, la conciliación es un término mucho más asentado. Las bajas por maternidad y paternidad son (por lo general) más altas, tener la opción de teletrabajar es real y los horarios no se alargan.

¿Qué pensáis de todo esto?, ¿Podremos conciliar algún día?

Comentarios

Comentarios

Dejar un comentario

nombre

correo electrónico (no publicado)

sitio web