Tu navegador (Internet Explorer 7 o anterior) está obsoleto. Tiene fallas de seguridad y no puede mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende a actualizar su navegador.

X

Consejos para tener un verano azul

verano-niños

Después de tantos meses esperando, por fin llega el verano. Una época, que para muchos es sinónimo de vacaciones, viajes y tiempo libre (casi). Para muchos padres y madres, se convierten en un auténtico quebradero de cabeza.

Os damos algunos consejos para que las vacaciones sean eso: vacaciones.

Cuidado con las altas temperaturas. El calor es una de las características estrella de esta época, algo que para los más pequeños de la casa puede resultar dañino. Para ello, es imprescindible el uso de sombreros, ropa cómoda y fresca, crema para el sol especial para niños, no salir a determinadas horas del día y mantenerlos bien hidratados.

Los mosquitos, esos grandes enemigos. Los niños suelen atraer a este tipo de insectos creando molestas picaduras. Para ello, si estás en un entorno donde suele ser habitual este tipo de visitas indeseadas, hay una gran variedad de productos que se pueden utilizar: pastillas, líquidos, cremas…

El viaje. Si nuestro niño tiene tendencia a los mareos, el pediatra nos puede aconsejar sobre el producto más adecuado para evitarlo. En el caso de viajar en coche, será necesaria una buena climatización y parar cada cierto tiempo. Si nos decantamos por otro medio de transporte, cuidado con los aires acondicionados (a veces el tren y el avión parecen el polo Norte).

Opciones familiares. Cuando organizamos un viaje para toda la familia, hay que tener en cuenta que el objetivo principal es que todos disfruten. Hay muchos paquetes vacacionales que ofrecen multitud de opciones para que todos los miembros de la familia lo pasen bien.

Planes en la ciudad. Si tu verano será en la ciudad, no te desanimes, prácticamente todas las ciudades tienen muchos planes para evitar el aburrimiento. Tan solo hay que encontrar el más adecuado.

Campamentos y colonias. A cierta edad, nos podemos plantear la idea de inscribir a los niños en un campamento. Esta opción es muy interesante no solo por cuestión de ocio, sino para que conviva con niños de su edad y aprenda valores tan importantes como el respeto y el amor por la naturaleza.

¿Qué vais a hacer este verano?

PD: No pierdas de vista a los niños, ¡especialmente si hay agua de por medio!

Comentarios

Comentarios

Dejar un comentario

nombre

correo electrónico (no publicado)

sitio web